GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

La maternidad divina de María

25 junio:

La maternidad divina de la Virgen, se declaró en el Concilio de Éfeso en el año 431

En el año 431, el Concilio de Éfeso, que declaró que la Santísima Virgen debe ser llamada Madre de Dios. A medida que el arzobispo Cyril declaró: "El Verbo se hizo carne" no puede significar otra cosa sino  que él fué de carne y hueso como nosotros; , ya salió al hombre de una mujer, no despojarse de su existencia como Dios, o su generación de Dios Padre, pero incluso en tomar para sí la carne restante de lo que era. Esta declaración de la fe correcta proclamada  por todas partes. Este fue el sentimiento de los santos Padres; por lo que se atrevieron a llamar a la Santísima Virgen Madre de Dios, no como si la naturaleza de la Palabra o de su divinidad tenía su principio de la santa Virgen, sino a causa de la cual nació ese cuerpo sagrado con un alma racional, a lo que la Palabra siendo personalmente unida se dice que nació según la carne ".

El título de Madre de Dios, con el que la Iglesia Católica honra a María, no sólo es la fuente de la grandeza incomparable en ella, sino que también es un medio potente para nosotros que creemos firmemente en la posesión de la verdadera fe, y nos llevan a un mayor conocimiento perfecto de Dios.

La Divina Maternidad es el punto de partida de la obra de la salvación. En la creencia de María para ser la Madre de Dios, creemos también que el Verbo se hizo carne.

Un fiel cristiano no puede hacer nada mejor que seguir el ejemplo que nos es dado por la Iglesia, que nunca se cansa de proclamar la verdad de la maternidad divina de María para el universo en general. Lo hace mediante la construcción de santuarios e iglesias en honor de María, con el establecimiento de hermandades consagradas a ella, por la aprobación de las órdenes religiosas dedicadas a su servicio, y por la institución de prácticas de piedad en su honor.

A María podemos aplicar las palabras dirigidas a Judith de antaño: "Bienaventurado eres, hija, por el Señor el Altísimo Dios, por encima de todas las mujeres de la tierra."

La Divina Maternidad de María

* De la mujer en la órbita y otras fuentes
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...


TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified