GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Nuestra Señora de los Milagros de Andria

10 de marzo
Italia:


La imagen de la Madonna di Andria, que data del siglo VIII, se llama “Virgen de los Milagros” por el prodigioso poder que manifestó en varias ocasiones en el pasado.

Aparece a un artesano el 10 de marzo 1576, diciéndole que entre a una cueva con una lámpara y en la cueva aparece Nuestra Señora, que se apareció de nuevo varias veces y se difundieron testimonios de los milagros que sucedieron a través de su intercesión.

Es venerada desde 1580 (con una bula papal) como “Nuestra Señora de los Milagros”.

El culto a esta imagen fue en un primer momento confiado a los monjes benedictinos, que construyeron un santuario y la Abadía junto a ella. Posteriormente, se confió a los Padres Agustinos.


ANDRIA

Andria es una ciudad y comuna en la provincia de Bari, Apulia (en el sur Italia). Es el cuarto municipio más extenso de la región de Apulia (detrás de Bari, Taranto, y Foggia) Y el municipio más grande de la recién creada Provincia de Barletta-Andria-Trani efectiva a partir de junio de 2009.

Existen diferentes teorías sobre los orígenes de Andria. En 915 se menciona como zona dormitorio de Trani. Adquirió la condición de ciudad alrededor de 1046, cuando el normando conde Peter amplió y fortaleció los asentamientos en la zona (incluyendo también Barletta, Corato y Bisceglie).

En el siglo XIV, bajo los Angevinos, Andria se convirtió en sede del ducado. En 1350 fue sitiada por los alemanes y los mercenarios lombardos del ejército húngaro, y en 1370 por las tropas de la Reina Juana I de Nápoles. En 1431 el gobernante de Andria Francisco II encuentra los restos mortales de San Ricardo de Andria, el santo patrón actual, y dejó establecida la Feria de Andria (23-30 de abril). En 1487 la ciudad fue adquirida por los Aragoneses, pasando al futuro rey Frederico IV de Nápoles. Más tarde (1552), fue vendida por los españoles a Fabrizio Carafa, por la suma de 100.000 ducados.

Después de la restauración Borbona, Andria fue protagonista del “Risorgimento” y después de la unificación de Italia, y la época del bandolerismo.


LA APARICIÓN

Era 10 de marzo 1576, el sábado, cuando Giannantonio Tuccio, acompañado del abogado Aníbal Palombino y un niño de Giulio da Torrito, impulsados por las indicaciones de la Virgen aparecida en un sueño, entraron en la gruta de Santa Margarita, con una lámpara encendida según instrucciones de la Virgen, descubriendo la hermosa imagen bizantina de la Virgen y el Niño.

A partir de entonces, ante la ocurrencia de milagros y la concurrencia de los fieles, el Obispo de Andria, mons. Luca Fieschi, junto con el duque de Andria Fabrizio II y todo el clero, realizaron el 6 de junio una misa de acción de gracias a la Virgen invocada como “Santa María de los Milagros de Andria”

Se acordó entonces de confiar la “gruta” a los benedictinos de Monte Cassino de la Iglesia de SS. Severino y Sossio de Nápoles. Ellos construyeron la primera iglesia llamada “De la Crucifixión”, entonces, con el aumento de peregrinos cada vez mayor en la primera mitad del ’600 llamaron al arquitecto de Bergamo Cosmo Fonzaga para construir la iglesia superior. Mientras tanto, se estaba construyendo el gran monasterio, que ahora alberga al Instituto Técnico Agrario Provinciale “Umberto I”. Las crónicas registran varios episodios relacionados con los principales benefactores del Santuario, y la participación de los Benedictinos en el famoso sitio de Andria de 1799 por la República Francesa.


LA IMAGEN

Las primeras noticias de la Madonna di Andria se remontan a los siglos VI y VII, cuando los monjes basilianos llegaron a las cuevas de esta zona para escapar de la persecución por el emperador iconoclasta de Oriente León Isaurico. Aquí, ocultos, pintaron imágenes sagradas. Propio de este período es la pintura, muy hermosa, de la Virgen y con el Niño Jesús.

La milagrosa imagen de Nuestra Señora de Andria del siglo VIII, es de estilo bizantino. La imagen representa a la Virgen en el trono con el Niño Jesús sobre sus rodillas, coronada con 12 estrellas, y a la derecha el sol (símbolo de Cristo) y a la izquierda la luna (símbolo de la Virgen).

El 3 de mayo 1857 fue coronada la imagen milagrosa, mientras que el templo fue nominado basílica en 1907.


LAS IGLESIAS

A dos kilómetros de la ciudad, en un plano ligeramente ondulado, se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de los Milagros, un lugar de culto y la devoción a María desde 1576. Se caracteriza por la superposición de tres elegantes iglesias, cuyos altares estan en ángulo recto.

El Primer Templo, que encierra la original cripta bizantina en la que fue encontrada la imagen de la Virgen María, tiene sobre el altar el fresco mariano que tanto inspiró la fe popular.

Con tres naves sin crucero, incorpora el antiguo santuario de Santa Margherita, donde se encontró en 1576 la imagen de la Virgen. El altar y el templo de mármol, plata y oro, ante la imagen de la Virgen, que data de 1886, un regalo de Francisco de Borbón, hijo de Ferdinand II. La fachada es de piedra caliza pintada con la inscripción en el frente sobre el descubrimiento de la sagrada imagen.

En las naves laterales se encuentran las tumbas de los obispos y prelados. En el 600, las paredes interiores de las naves tuvieron que ser totalmente pintadas. Recientemente se descubrió un fresco, de clara impronta del siglo XVII, que representa el milagro del rescate de San Placido. En 1872 la puerta central de la iglesia inferior, se cerró con la construcción de una capilla, actualmente dedicada a San José con la sepultura de mons. Jannuzzi, Obispo de Lucera.

Desde aquí se asciende por una escalera pricipesca que conduce a la segunda iglesia llamada “De la Crucifixión”. Ya existente en 1606, cuando los monjes benedictinos se encargaron de construir el santuario y el monasterio.

Tiene una planta cuadrada con tres naves. Cuatro columnas robustas apoyan el techo, las paredes están pintadas al fresco. Sobre el altar hay un fresco de yeso grande que representa la Crucifixión, en la parte inferior, un fresco del Desposorio. La fachada, construida con piedra viva, desciende hasta el valle, cubriendo la parte delantera de la gruta.

Las paredes están pintadas con figuras de profetas, y escenas de pasión atribuida al taller de Marco Pino (siglo XVI.) También hay un órgano del siglo XIX que había sido colocado en la iglesia inferior en 1849.

Esta segunda iglesia pronto resultó insuficiente para las necesidades de innumerables peregrinos.

Así fue construida la Basílica conectada por una escalera interna a los dos edificios. Se levanta en una amplia plaza de la que, a través de tres puertas bajo una arcada, se puede entrar. La iglesia superior, fue elevada a basílica menor por el Papa San Pío X.

Con tres naves, está iluminada por trece ventanas, en las naves laterales se encuentran seis altares de mármol. La nave central tiene un artesonado de madera octogonal con cabezas de ángeles y rosetas de oro sobre fondo azul (1633), se ha enriquecido con tres paneles de la Virgen de los Milagros, San Benito, Santa Escolástica.

Detrás del altar se encuentra un coro de madera tallada y dorada que se remonta a 1644, con órgano del 700. En el altar mayor en mármoles policromados, se representan las tres virtudes teologales: eso viene de la iglesia de SS. Trinidad, anexa al monasterio benedictino, cerca de la catedral. El altar se atribuye a Marino Palmieri (1773-74). Según la tradición, la Iglesia superior sería probablemente obra temprana de Cosimo Fanzago, arquitecto barroco muy activo en Nápoles en la primera mitad del siglo XVII.

En las naves laterales, dos capillas (a la izquierda la capilla de la Crucifixión y a la derecha la de San Benito), con señales de un proyecto de expansión con una doble serie de capillas laterales, obra que quedó incompleta.

El pórtico, en la fachada principal, datado en la primera mitad del siglo XVII incorpora elementos del pórtico anterior de finales del siglo XVI.

El campanario en la parte inferior, construido en la segunda mitad del siglo XVIII y fue sobre elevado en el estilo barroco en la primera mitad del siguiente.

(fuente: forosdelavirgen.org)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified